no-vivir-en-la-calle-no-morir-en-la-calle
Nadie debe vivir en la calle, nadie debe morir en la calle
16 marzo, 2022

Bienvenid@ a la casa de acogida de Asimas

Lo que más llama la atención nada más llegar es las dimensiones del edificio, una construcción antigua y elegante de líneas rectas con gruesos muros encalados muchas veces, incluso en algunas zonas hay ladrillo original al descubierto lo que nos da una idea de la cantidad de tiempo que lleva esta casa levantada.

La primera bienvenida la da un cartel colorido que es una clara declaración de intenciones, todos  y todas somos bienvenidos en esta casa, no importan las diferencias  y además todos y todas estamos aquí en un lugar seguro.

A su vez que se ve como una construcción robusta y protectora también se observan  amplios ventanales, una gran cristalera a modo de pecera, desde la que se puede ver y ser visto, un símil con las situaciones que se ven en el día a día en nuestro hogar, como personas en riesgo de exclusión social miran a la sociedad y como la sociedad las mira, a veces a través de una especie de cristal que es como una pantalla que protege a ambos del contacto real y las relaciones sociales. Para mí el propio edificio y la entrada misma tiene bastantes connotaciones al respecto.

El suelo tiene dos zonas una de cemento, y otras de pequeñas piedras que hacen dibujos a forma de mosaico y que recuerdan también a la zona en la que nos encontramos tan cerquita del mar mediterráneo.

Desde la misma puerta podemos observar la naturaleza en forma de vegetación, tenemos un macetero con una palmera que va buscando desde su rinconcito entre el muro y la cristalera, sobre el suelo de piedras hacía arriba la luz del sol. Bien nos puede servir de metáfora de lo que es el paso por nuestra casa para los y las usuarias. Un camino hacía la luz y la salida del punto en el que se encuentran ellos y ellas. Se ve a la izquierda, un naranjo sembrado en la tierra sobre el suelo de piedra que protege a unas pilistras que crecen a sus pies 

Si miramos más a la izquierda entrevemos vegetación que no sabemos si sigue siendo parte de la casa …pronto lo descubriremos.

La bienvenida a la casa nos la da un perro apacible y tranquilo que vive feliz desde hace bastante tiempo aquí. Un perro que fue acogido por la casa de ASIMAS, donde conoce a muchas personas que por ella pasan buscando su autonomía y su inserción en la sociedad.

Conforme entramos a la casa vemos que los techos son altos y señoriales, toda ella es acogedora. Los espacios son amplios y luminosos, las paredes blancas y hay un gran salón donde hacer convivencia entre los y las usuarias y las trabajadoras. Se observa una mesa rectangular de madera enorme con unos arcos al final llenos de luz que invitan a salir al porche con otra gran mesa.  Descubrimos un maravilloso jardín de esparcimiento con el que cuenta la casa, con plantas ornamentales así como árboles y pequeños caminos que nos llevan a descubrir el estanque. Zonas de sombra donde resguardarse de los rigores del sol en verano. Hay una zona de cemento con una canasta donde poder practicar deporte al aire libre y rodeado de la frondosa vegetación del jardín.

De la parte superior de la casa se destaca la luz, los amplios ventanales y dos estancias:

  • El taller de Hilo Doble, un lugar lleno de ilusiones , bolsos, agendas, libretas , mochilas , bandoleras…un sitio donde se teje solidaridad, y donde se le da una segunda oportunidad a materiales que la sociedad consumista usa y tira y que aquí  se consigue que tengan  mucha vida. Transformando otra vez algo anterior en un  producto nuevo, puesto que las lonas publicitarias consiguen reciclarse en artículos útiles que las personas compran haciendo otro gesto solidario de forma que pueden durar muchísimo más tiempo entre nosotros. Artículos que podemos regalar y con ello también hacer feliz a una persona y dar a conocer este proyecto, introduciendo el gusanillo de la solidaridad, la ecología, el reciclaje y el medio ambiente entre nuestras amistades y familia.
  • La enorme biblioteca de la casa es una sala con amplios ventanales, luminosa con  mesas, sillas y un sofá de rinconera que te invita a sentarte a leer. Podemos encontrar multitud de libros, muchas colecciones completas, clásicos de la literatura nacionales e internacionales, novela, poesía , grandes obras literarias de todos los tiempos, anuarios, enciclopedias, diccionarios, libros sobre películas, cocina, deportes, el cuerpo humano, arte entre otras temáticas. Un rincón donde buscar el conocimiento y también nuestro autoconocimiento. Un lugar para descansar, divertirse, formarse y donde estar con uno mismo en silencio haciendo algo tan importante y muchas veces olvidado en nuestra sociedad como darnos tiempo para estar con nosotros mismos y atendernos. Me parece un bonito sitio desde el que volver a construir otra vida nueva desde ASIMAS por y para cada persona que convive en nuestra casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies